¿Por qué Silicon Valley quiere salvar a los Dreamers?
febrero 20, 2018
Como empezar tu idea de negocio
febrero 23, 2018

¿Porque cometemos errores al emprender?

“¡Estás chavo!” Esa fue la expresión que, por más rudimentaria, me dijeron en una ocasión que junté a diversos conocidos para “invitarlos a ser parte de un gran proyecto“. Y no, les prometo que no era una farsa multinivel o algo raro, sólo era un proyecto interesante, pero mal aterrizado, ya que tenía apenas 19 años y poco conocimiento práctico sobre “emprendimiento”, término que antes muchos mal empleaba. Pensé que emprender era difícil.

Aquella vez, en la que hasta me lucí invitando a todos a cenar en un restaurante. Todas mis expectativas se fueron yendo hacia abajo cuando me bombardeaban con duros cuestionamientos que ahora reflexiono y les doy la razón. Pues aun cuando mis intenciones eran nobles, eso no basta tengas la edad que tengas. La verdad es que de esa experiencia aprendí porque supe escuchar y tuve la humildad para hacerlo, aunque tuve otros intentos donde seguí haciendo mal las cosas.

Cuando ya había según yo afianzado el aprendizaje de una amarga experiencia, llegó otra. Aquí la clave estuvo primero en tener iniciativa; pues ser proactivo siempre te dará herramientas para crear tus propias puertas al emprender, pero necesitamos más que eso. Cuando tenía 20 años tuve la fortuna de poder presentarle a Raúl Ferráez, presidente de Ferráez Conecta un proyecto que poco después tuvo frutos con otros aliados, pero que en ese momento no fue tan llamativo para él, debido a la saturación de información en las “miles“ de diapositivas que presentamos, además de todo lo que divagamos mi socio y yo. Debes ser pragmático y conciso.

Imagina que todo fluye en un pitch, en una cena de negocios o en una charla con un cliente; te preguntan algo sobre tu producto o servicio que te bloquea a tal grado que comienzas a sudar. Sí, eso pasa a menudo, y pasa porque ignoramos que debemos desayunar, comer, cenar y soñar nuestro proyecto. Incluyendo toda la información que exista sobre el mismo. Por eso es que la documentación es fundamental, y no sólo se limita a tu emprendimiento. Sino también en todo el entorno, pues siempre debes reflejar cómo eres experto en lo que haces, lo cual otorga confianza a terceros para poder convencerles de adquirir tu producto.

Lo que nunca va a dejar de dar buenos rendimientos es la creatividad; pues invertirle a ello en cada proceso de tu emprendimiento, hará que destaques sobre tu competencia.

Por último, haciendo énfasis de nuevo en la humildad, debes trabajar en tu reputación y en la de tu negocio. Pues muchas veces por el ímpetu emprendedor que tienes; puedes perder de vista tus limitantes, todo lo quieres hacer tú y  no delegas; o también puedes llegar a cometer errores que estaba en tus manos haber evitado. En el plano positivo, siempre date la oportunidad de agregar diferenciadores y valores agregados.

 

Fuente: Entrepreneur

Contáctanos
A %d blogueros les gusta esto: